domingo, 17 de marzo de 2019

Feria De Cuaresma de Tepalcingo. Historia

 Feria De Cuaresma de Tepalcingo. Historia

 Texto: Óscar Cortés Palma

Foto de los dulces: facebook/SoyMorelos
Foto b/n: Fernando Soto

Tepalcingo es un pueblo milenario del valle de la Tlalnahuac, limita con los cerros de Huatla, surcado al sur por el río Tepalcingo.

Tepalcingo, (Tecpatzinco) significa: En los pequeños pedernales o detrás de los pedernales. Su escudo tiene un cuchillo pedernal sobre un cerro y la mitad inferior de una persona.

Antes de 1469 fue sometido al señorío de Moctezuma Ilhuicamina.

Pictografía del códice mendocino de la rendición de Tepalcingo


Tepalcingo aparece en la lámina número siete de la ‘matrícula de los tributos’, y en la lámina número 24v  delCódice mendocino’, de casi quinientos años de antigüedad.



Cuando llegaron los españoles, encontraron una veta de plata en Tlaucingo, y las aldeas de la región, entre ellas Tepalcingo, fueron forzadas a aportar trabajadores para las minas.
Llegaron también los monjes agustinos, iban rumbo al sur, bautizando nativos y con apoyo del gobierno español, de empresarios agrícolas y militares instaron a los habitantes a construir sinagogas en Yecapixtla, Zacualpan de Amilpas, Tlayecac, Jantetelco, Jonacatepec, Tepalcingo.

En Tepalcingo quizás reverenciaban al cuchillo pedernal en la antigüedad, por eso fue su santo san Martín con su espada venciendo al dragón, y después Jesús Nazareno, señor de las tres caídas con su corona de espinas. Su santuario fue construido en 1780.

La pasión de Tepalcingo
En el caluroso año de 1732[1] había gente comunicándose en lengua náhuatl en el tianguis. Celebraban el tercer viernes de cuaresma con una solemnísima procesión, con tal concurrencia, que solían padecer de ahogamiento algunas criaturas en la Iglesia. Eran copiosas las limosnas que se recogían para las misas y ornato de esta santa imagen.

En las ferias de cuaresma del año 1732, los pueblos localizados al sur del Popocatépetl escenificaban la pasión de Cristo en lengua náhuatl. Las escenas y el texto de la pasión del domingo de Ramos de Tepalcingo tenía 35[2] personajes.

Las pasiones de Cristo fueron escenificadas hasta el siglo XIX en náhuatl. Poco a poco se olvidó ese idioma, en el siglo XIX la población hablaba náhuatl mixto con español: el naguañol, idioma en transición. Siglos más tarde sólo hablaban español. Las ferias de Cuaresma fueron abundantes en la comarca. Actores improvisados del pueblo escenificaban la pasión de Cristo.

FERIAS DE SEMANA SANTA:
Miércoles de Ceniza, Chalma;
I viernes de Cuaresma: Amecameca;
II viernes: Cuautla;
III viernes: Tepalcingo;
IV viernes: Atlatlahucan, Tlancualpican, Tlayacapan,. Telixtac;
V viernes: Axochiapan, Mazatepec, Totolapan;
VI viernes, Amecameca;
Martes Santo, Huazulco.

Por citar unas, las más concurridas fueron las de: Chalma y Tepalcingo. Por casi una semana Tepalcingo se convertía en el santuario más importante de la región. Se congregaban decenas de miles de personas de lugares cercanos y lejanos, miles de compradores, vendedores, peregrinos, carreras de relevos.

– ¿Por qué Tepalcingo en la época calurosa del año, marzo y abril, se transformaba en un santuario? –.

En Tepalcingo se celebra el tercer viernes de cuaresma, esto por sí mismo no responde la pregunta puesto que hay al menos una decena de poblados en la región suriana en donde celebraban el tercer viernes de Cuaresma. Por ejemplo, Xalpatlahuac, Gro. Tal vez en Tepalcingo, se hallaba el santuario de la mítica montaña perdida Teocuicani (cantor divino).

Hasta la fecha esa mítica montaña del Teocuicani está perdida. Pudo o no pudo ser el cerro de Chalcatzingo, o un cerro de Tetela del Volcán o incluso el Peñón de Jantetelco o… Tepalcingo aunque estaba más alejado del volcán Popocatépetl tal vez por ochenta kilómetros.

– ¿Pudo el santuario perdido del Teocuicani estar en Tepalcingo, donde el gentío continuaba acudiendo? –.

 Si omitimos la mención de fray Diego Durán de la cercanía del Teocuicani al volcán Popocatépetl, donde hasta la fecha no se han encontrado las suficientes piezas arqueológicas.

Chalma, el cerro del Tepeyac y Tepalcingo, fueron santuarios religiosos desde antes de que vinieran los españoles.

Sabemos que en Chalma y en el cerro del Tepeyac se veneraba a una deidad relacionada con los guerreros águilas y con Tonantzin, pero de Tepalcingo no sabemos cuál era el ídolo venerado. ¿Acaso pudiera ser el mítico cerro del Teocuicani? en donde se veneraba un ídolo de jadeíta, ojalá algún día lo sepamos.

 Las primeras parroquias construidas en Tepalcingo fueron la santa Cruz dirigida por frailes agustinos, le labraron el sello de su escudo. Y el templo de san Martín, parroquia principal hasta el siglo XVIII, cuando se construyó el santuario de Jesús Nazareno, de mayores dimensiones para resguardar al señor de las tres caídas.

Texto: Óscar Cortés Palma
cel: 7351506920
Email:cami17_4@hotmail.com
facebook.com/oscarcortespalmatwitter: oscarcortespalm Foto: facebook/SoyMorelos 

Piedra solar mexica de Axochiapan

Piedra solar mexica, esta piedra tiene 73 cm., de diámetro, está colocada en la barda parroquial de Axochiapan, la foto quizás es de la década de los 1990´s.

jueves, 7 de marzo de 2019

Un nombre para la Biblioteca de Atlacahualoya


Un nombre para la Biblioteca de Atlacahualoya



Para recordar a personajes históricos de la comunidad se propone cambiar de nombre a la biblioteca de Atlacahualoya, a uno de los siguientes:

1. PRISCILIANO ESPÍRITU. Sacerdote revolucionario, espía en la revolución, donó un caballo a Zapata, apresado en dos ocasiones acusado de apoyar a la revolución.
2. ALEJANDRO CASALES: Revolucionario zapatista. Se levantó en armas en Chietla, acusado de fusilar al secretario y presidente de Tilapa. Capturado en Axochiapan, en su honor una calle en Tilapa, y otra en Axochiapan llevan su nombre, y hasta tiene un corrido:
Ya mataron a Casales.
¡Viva la Revolución!
Por Axochiapan se acerca
Zapata, el libertador.

3. EVARISTO DÍAZ: Revolucionario zapatista de Atlacahualoya, Axochiapan.

4. ATLACOYA: Atlacoya y Atlacahualoya son palabras parecidas. En la antigüedad es probable que en Atlacahualoya idolatraran a Atlacaoya, remplazado por san Miguel Arcángel. Atlacaoya era un ser mitológico de lluvia portador de un bastón de yautli (flor de pericón).
5. RIO AMATZINAC. El río del Amatzinac viene desde el volcán Popocatépetl surca el municipio de Axochiapan, desde Marcelino Rodríguez, Atlacahualoya, Tlalayo hasta Tlancualpican.
Desde la antigüedad hubo asentamientos a la orilla del rio, hay momoxtles (montículos de piedras y tierra o estamentos piramidales)  a la orilla del rio, en san Ignacio.
La palabra Amatzinac alude al amatl ‘papel o árbol de amate’.

¿Qué nombre te gustaría para la biblioteca? O si tienes otra propuesta,

#AyudantíadeAtlacahualoya
#HistoriaAxochiapan

#JuntosSeremoslaHistoria


lunes, 25 de febrero de 2019

LOS PRIMEROS TRES MESES DEL ZAPATISMO

LOS PRIMEROS TRES MESES DEL ZAPATISMO 

Por Óscar Cortés Palma

En la feria del segundo viernes de Cuaresma de Cuautla  conspiraban.
– ¡Mañana es el día! –. 
En la tarde siguiente en un mitin en Villa de Ayala, desarmaron a la policía. 
– Yo pregunto a los presentes si no se han puesto a pensar que la tierra es de nosotros y no del que tenga más –.
Leyeron el plan de san Luis, convocaron a un movimiento armado contra el dictador Porfirio Díaz, cabalgaron por el sendero serrano de Huautla.

– ¡Si el camino es largo yo lo voy andar porque estoy seguro que voy a llegar!  –.
Lucio Moreno en Tepoztlan y Yautepec, Gabriel Tepepa en Tlaquiltenango, Ambrosio Figueroa en Huitzuco; Alejandro Casales en Tilapa y Chietla se insurreccionaron. 
.
–¡El pueblo unido jamás será vencido!–.

Otros cabalgaron a una reunión secreta en la casa del ranchero José Rodríguez en san Pablo Hidalgo, acordaron atacar Jojutla. 
En Jojutla, unos aprovecharon para robar tiendas de españoles y aliados gobiernistas. 
Eso no le gustó a Pablo Torres Burgos. 
– Es una revolución profesor, el camino no está lleno de rosas si queremos un México nuevo–.
–Enemigos de la patria son aquellos que amenazan con guerra a nuestros pueblos–.
Al separarse del grupo, Pablo Torres Burgos fue capturado y fusilado por los soldados porfiristas de Javier Rojas en Rancho viejo. 
El resto de los rebeldes cabalgó por los senderos serranos: Huachinantla, Mitepec, Jolalpan, Tlaucingo, Teotlalco, Axochiapan. En cada pueblo buscaron partidarios de la causa, caballos y armamento. 
– Estamos en medio de la sierra de la mixteca baja poblana–.

En las apartadas aldeas serranas, los guerrilleros solicitaron préstamos a las personas acaudaladas y alteraron los archivos municipales. 

Destruyeron los telégrafos para que el gobierno no los persiguiera. Mujeres y hombres se fueron a la ‘bola’ como se le conocía al movimiento. 
– ¡Hasta la victoria final, siempre! –. 
En Jolalpan, designaron a Zapata como general. 

– ¡La tierra  volverá a quienes la trabaja con sus manos! –.
Después los revolucionarios fueron por el sendero serrano de barrancos y montañas de la mixteca baja poblana. 
En cada pueblo se adhería mujeres y hombres. En Axochiapan, los recibieron con banda de música. 
Platicaron con el presidente municipal, y con el sacerdote. 
–Señor general, es un deber cristiano terminar con este sistema generador de riqueza en unos cuantos y miseria en las mayorías–. 
Prisciliano Espíritu era un sacerdote revolucionario.
–Padre, los ociosos terratenientes viven con ostentosos  lujos. Nosotros vivimos al día, a veces no tenemos comida, ropa, medicamentos–. 
El sacerdote lo llevó al corral del curato y le mostró un caballo retinto.  
–General, quiero contribuir con la revolución, acepte este caballo como donación a la causa–.
El padre Prisciliano tenía ideas de libertad y Justicia. 
–Nuestra patria necesita de todo el esfuerzo de las y los revolucionarios–. 

Los soldados federales perseguían al revolucionario Alejandro Casales desde Chietla.
Al llegar el destacamento de soldados porfiristas del coronel Javier Rojas, de inmediato lo buscaron. 
Los revolucionarios levantaron su campamento, cabalgaron a los cerros del sur, perseguidos. 
Alejandro Casales echó a correr pal monte. Luego de un rato de andar de aquí para allá, la soldadesca lo atrapó y torturó. 
–Coronel, aquí traemos a Casales –.
– ¿A Quién?–.
–Alejandro Casales Coronel, el bandolero acusado de fusilar al secretario y presidente de Tilapa–.
El coronel Javier Rojas,  no se inmutó.  
–Cuélguenlo del mezquite y quémenlo–.
–Esto le pasará a todo aquel que se subleve contra el gobierno–. 
La noticia de Alejandro Casales se propagó. 
El padre Prisciliano Espíritu exclamaba en la misa..  
–A los militares, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios, ¡Cese la represión! No disparen al pueblo–.
El trovador suriano cantaba  

Nos mataron a Casales 
-valiente como el mejor-, 
hace días que Casales 
en armas se levantó.

Vinieron los federales.
A pesar de su valor, 
como eran muchos, Casales, 
no pudo más y perdió.

En la concurrida estación del tren, las pochtecas vendían, tacos de arroz con rajas y huevo. 
Los zapatistas cabalgaron a la Estación del tren de Axochiapan. 
 (Este será mi primer enfrentamiento como general) 
–El caballo retinto que me regaló el cura de Axochiapan es bueno–. 
Luego del tiroteo, los soldados federales huyeron, en las prisas dejaron armas y pertrechos. Ese mismo día, Gabriel Tepepa atacó la hacienda de Chinameca, se apropió de armas y caballos. 
– ¡El pueblo unido jamás será vencido! –.
Alejandro Casales, era el segundo general de la región caído en la revolución. 
Los pueblos simpatizaban con los rebeldes, servían de espías, y los proveyeron de guaridas. 
Los insurrectos merodeaba la llanura sur oriente de Morelos y la sierra de la mixteca baja poblana.  
Para sosegarlos, el gobierno envió destacamentos a aquellos parajes, hicieron numerosas exploraciones buscándolos. 
De una locomotora bajaron soldados, a reforzar la guarnición militar de la estación del tren construida en 1898.
– ¡A ellos, los sacaremos de  sus  madrigueras!–.
Al mismo tiempo, con el arrebol de la tarde, un insurgente venia por el sendero de Tetelilla preguntando por los guerrilleros.
–Soy embajador de Madero, quiero entrevistarme con Zapata–.
Al principio los zapatistas no creían que ese joven resoluto fuera enviado por Madero. 
Los revolucionarios corretearon a los rurales en Tlayca. Y a veces discutían por el mando del movimiento.
–Zapata es el jefe del maderismo en Morelos–.
Los rebeldes conspiraron su primer acto de sabotaje de grandes proporciones.
–Destruyamos el puente del muerto para que ya no lleguen más trenes con soldados–.
– El importante puente  del muerto une los estados de Puebla y Morelos.  Permite el  tráfico de trenes de Jojutla, Izúcar y Cuautla–.
– ¡También destruyamos los telégrafos para que la región siga incomunicada!–.
Al día siguiente, los periódicos informaron. 
– Los bandoleros destruyeron el puente del muerto, el tráfico de Jojutla a Puebla quedó interrumpido al sur de Axochiapan–.

La oligarquía terrateniente en sus fiestas criticaba el comportamiento irresoluto de las autoridades y exigía más mano dura. 
–¿Cuándo comenzará la campaña enérgica?–.
– Hay una campaña férrea, lo que pasa es que la región simpatiza con los bandoleros–.
– Ya se envió una cuadrilla de trabajadores para construir una fortaleza para resguardar el puente del tren–.

El gobierno federal construyó un fuerte militar en los límites Puebla–Morelos, al que la gente apodó: El castillo.  Era una guarnición sobre una colina adyacente al puente del tren. 

Insurrectos atacaron Jonacatepec e Izúcar. Cuando los federales recuperaban las plazas, se refugiaban en la llanura de la tlalnahuac o en la sierra de la mixteca baja poblana. 

Las haciendas de Tenango, santa Clara, san Ignacio eran vulnerables a ser atacadas e incendiados los cañaverales. 

En la sierra de Jolalpan, el 22 de abril, los guerrilleros guerrenses y morelenses, pactaron sus zonas de operación. 

–Ambrosio Figueroa, cuando las operaciones se verifiquen en Morelos, el jefe será  Zapata–.
–Coordinémonos para atacar Jojutla–.
Zapata desconfiaba. 
 (Mejor que digan aquí corrió que aquí  quedó) 
Los zapatistas atacaron Jonacatepec, desistieron de atacar a Jojutla porque temieron que Ambrosio Figueroa les tendiera una trampa. 
– Las noticias a nivel nacional indican el fin de Porfirio Díaz–.
– Es necesario ocupar una plaza importante si queremos ser tomados en cuenta–.
– ¡Ataquemos la ciudad de Cuautla!–.
Los rebeldes atacaron Cuautla y tres días después, Porfirio Díaz renunció y salió del país. 
–¡Todo era controlable hasta que se levantó el sur!–.
El trovador suriano cantaba 
Marzo, día veintinueve,
aquel once de la historia,
sostiene el primer combate
en Axochiapan; victoria.

Estos fueron los tres primeros meses de la insurrección zapatista.

©Óscar Cortés Palma
©Casa de Cultura Tecuanes Axochiapan. 
Dedicado a Albertito y a l@s niñ@s del mundo
oscarcortespalma@gmail.com 
facebook/OscarCortesPalma



martes, 5 de febrero de 2019

El puente del tren y los sabotajes zapatistas

El puente del tren y los sabotajes zapatistas

Por Óscar Cortés Palma


En la estación del tren, las pochtecas vendían con su chiquigüite, tacos de arroz con rajas y huevo. 

Después de asumir la jefatura de su grupo en Jolalpan[1]. Emiliano Zapata y los rebeldes se posicionaron en el sur oriente de Morelos. Deambulaban por las haciendas de Tenango y santa Clara, Axochiapan, Tetelilla, Tepexco, Tlayca, Jonacatepec, Chietla, Atencingo, Izucar de Matamoros[2], Jolalpan[3]. Destruyeron el Puente que une el sur de Morelos y Puebla, y pernoctaron en Tzicatlán[4].

El río del Amatzinac fue escenario de sabotajes zapatistas durante la revolución mexicana. Los zapatistas se armaron de una decena de combates y escaramuzas en el río del muerto[5], y en la barranca del pajarito, de 1912 a 1916[6].
El importante puente del muerto unía los estados de Puebla y Morelos fue dañado varias veces[7]. Fue reparado por las tropas del gobierno para reanudar el tráfico en la región y favorecer los movimientos militares[8]. Como mencionó el periódico, El Diario:

El tráfico de Jojutla a Puebla está interrumpido en Axochiapan, pues el único punto en donde la vía del tren interoceánico ha sufrido graves averías por los zapatistas, es a unos tres kilómetros al sur de la estación de Axochiapan, en donde quedó destruido el importante puente del muerto, desde hace muchas semanas. Para reconstruir este puente se necesitaría cuatros días si trabajan cuarenta hombres, pudiéndose hacerlo en menos tiempo si se emplean más brazos[9].


En el periódico El País, Antonio Dávalos Cortina criticaban el comportamiento irresoluto de las autoridades[10]:

"¿Cuándo comenzará la campaña enérgica? Todos nos preguntamos. [...] Desde hace tres días Emiliano Zapata se acercó al puente del muerto, donde hay una guarnición federal, y no hubo combate. Es tesis general que a los bandoleros se les guarda todo género de miramientos; y ciertamente no es ya la dulzura la que cabe emplear en las presentes circunstancias. Repetiré en esta ocasión la frase de lerdo de Tejada: "Ahora o nunca". Si el señor general Díaz pudo mantener a la nación en orden, fue debido a medidas muy enérgicas.

Había rebeldes en las cercanías de ese distrito, además del puente, quemaron la estación de tren en Chietla cerca de Atencingo[11]. En cuanto la estación del ferrocarril de Axochiapan logró reanudar su comunicación telegráfica, se solicitó a Cuautla un tren militar con soldados porque se libraba un fuerte combate en san Miguel Ixtlilco. Más al sur, el periódico El Diario informó[12]:

"Hace muchas semanas que los hombres del "tuerto" Morales ocupan la región de Axochiapan a Atencingo, quedando por tal motivo suspendido el tráfico del ferrocarril interoceánico entre aquellos lugares, pues los bandoleros cometen innumerables depredaciones y varias veces han arrancado los rieles de la extensión que abarca el famoso "puente del muerto" la estructura de más importancia del ferrocarril interoceánico y escena de innumerables asaltos a los trenes.

[...] los federales han enviado refuerzos para los destacamentos de aquellos parajes, los cuales han hecho numerosas exploraciones en busca del enemigo. [...] una de las columnas [...] topó con los zapatistas en gran fuerza, en dicho pueblo (san Miguel Ixtlilco), que es una de sus madrigueras más famosas y de suma importancia estratégica por su situación entre Axochiapan, Estado de Morelos y Tepalcingo (Atencingo), Estado de Puebla.
Los vecinos de las cercanas poblaciones de Teotlalco y Zicatlán (especialmente este último) son zapatistas y proporcionan toda clase de ayuda a los bandoleros.

Ante la situación, el general gobiernista Robles envió tropas delante de los obreros para despejar el camino, y restaurar el servicio de trenes. Había destacamentos de soldados resguardanto la línea férrea para asegurarla contra nuevos perjuicios. Y ocurrió un terrible combate en el puente[13] como mencionó el periódico El imparcial:

En ese lugar existía un puente que hace algunos meses destruyeron los zapatistas, y cuya reconstrucción no se había ordenado por temor de que fuera nuevamente destruido; pero en vista de que en estos momentos hay gestiones de paz cerca de los rebeldes, se creyó oportuna la reconstrucción del puente, y se dispuso que varios operarios acompañados de cien hombres los batallones 20o y 34o fuesen a emprender los trabajo.

Cuando las cuadrillas de reparación llegaron al punto indicado, vieron que más de mil jinetes estaban en ese sitio en actitud agresiva; pero ninguno de los federales hizo fuego pues llevaban instrucciones terminantes del Cuartel General de no disparar ni un sólo cartucho precisamente porque como he dicho antes hay actualmente arreglos de paz con los hombres de Zapata.

Pero los jinetes, que por lo visto no entienden de negociaciones, dispararon sobre los trabajadores y obligaron a los cien soldados a responder el fuego, trabándose un combate de cuatro horas que resultó con la muerte de ocho zapatistas y de un federal. Los rebeldes huyeron, dejando en el campo varios heridos.

Este encuentro impidió en lo absoluto las reparaciones proyectadas, y el Puente del Muerto ha quedado en el mismo estado de destrucción, por lo que el tráfico de Puebla a Matamoros sólo se hace hasta Atencingo.

El puente de Puebla y Morelos permanecía en una condición de ruinas. La brigadas de reparación se había asustado por las amenazas zapatistas para que no continuaran trabajando[14]. Cuando al fin fue reparado el puente[15], las columnas de la tropa federal del general Gaudencio de la Llave abordaron los trenes en Atencingo y marcharon en persecución de los zapatistas[16].

Fallaba la comunicación con Cuautla, no se comunicaban a tiempo, cuando llegaban al río ya habían escapado los guerrilleros. Una columna de ciento cincuenta federales, por sorpresa, alcanzó a 200 zapatistas en el puente, los derrotaron. Quedaron en el campo de combate quince zapatistas y dos federales fueron heridos de gravedad[17]. En tanto el general gobiernista Javier Rojas acampaba en Atencingo, de allí viajó a la ciudad de Puebla a presumir un fuerte contingente de tropas que ascendía a cerca de cuatro cientos hombres[18]. Parecía que el gobierno golpista de Victoriano Huerta apoyado por EUA ganaría, sin embargo al año siguiente perdió la guerra.


Conmemoración del Centésimo Aniversario Luctuoso de Zapata en Axochiapan’ (1919-2019)
Casa de Cultura Tecuanes-Consejo Cultural Municipal
cel: 7351506920
Email:cami17_4@hotmail.com
facebook.com/oscarcortespalma
twitter: oscarcortespalm
Texto: Óscar Cortés Palma

lunes, 28 de enero de 2019

Los primeros chinelos del pueblo


Los primeros chinelos del pueblo
Por Óscar Cortés Palma


En el año de 1987, Alejandro García, alias el Chinelo, organizó la primera cuadrilla de Chinelos, el primer domingo de noviembre fueron a traer leña al cerro para cocinar los alimentos del festín, los chinelos brincaban para dar alegría a la festividad de santa Cecilia.

En ocasiones, los acompañó el diputado federal Mario Rojas Alba, los chinelos brincaron en un evento para la organización del PRD municipal.  En ese entonces, Andrés Manuel López Obrador, Porfirio Muñoz ledo, Cuauhtémoc Cárdenas, Ifigenia Martínez eran del PRD, luego renunciaron para irse a otro partido, porque todos tienen derecho a cambiar, pues todo cambia en este mundo.


Han pasado más de treinta años desde entonces: el surgimiento de la lucha democrática electoral municipal y de la alegría de los chinelos en el pueblo. Hoy existen tres cuadrillas de chinelos en el pueblo y muchas en los alrededores; además de bastantes agrupaciones políticas municipales.

Historia de Axochiapan 

Casa de Cultura Tecuanes-Consejo Cultural Municipal
cel: 7351506920
Email:cami17_4@hotmail.com
facebook.com/oscarcortespalma
twitter: oscarcortespalm
Texto: Óscar Cortés Palma


domingo, 27 de enero de 2019

Lista de mayordomías de la fiesta san Pablo de Axochiapan

Lista de mayordomías de la fiesta san Pablo de Axochiapan

Ya casi finaliza la feria de Axochiapan, se comparte la lista de las 28 mayordomías que la integran, cada una implica responsabilidad, hay mayordomías de los:

1. Estándares,
2. arco de cucharilla,
3. arco de flores,
4. chinelos, 
5. aztecas,
6. tecuanes,
7. contradanzas,
8. zopilotes,
9. tecuanes Viejitos,
10. tecuanes de col. Progreso,
11. Moras,
12. Vaqueritos,
13. vaqueritas,
14. aztecas quinto sol,
15. tecuanes,
16. Campo la Laguna,
17. Campo Palo blanco y organera,
18. Campo Palo prieto y Mirador,
19. Campo la Joya,

Si saben de las demás mayordomías nos la comparten. Aparte de las mayordomías están los listones del 24, 25 y 26 de enero.

Mañana se compartirá los nombres de los más de veinticinco pueblos y santos que nos visitan en la mayordomía de los estandartes (21 y 22 de enero).

Historia de Axochiapan 
Casa de Cultura Tecuanes-Consejo Cultural Municipal
cel: 7351506920
Email:cami17_4@hotmail.com
facebook.com/oscarcortespalma
twitter: oscarcortespalm
Texto: Óscar Cortés Palma

Fotos: Fernando Soto

Mayordomía de los estandartes del 21 y 22 de enero

Mayordomía de los estandartes del 21 y 22 de enero


Foto: Jesús Zavaleta Castro
Texto: Óscar Cortés Palma



Una de las mayordomías más grandes de la feria de Axochiapan es la de los estandartes. En la mayordomía de los estandartes de Axochiapan (20, 21, 22 de enero) llegan personas con estandartes de los santos patronos de sus pueblos para visitar a san Pablo Apóstol. El mayordomo y los dibutados (representantes tradicionales) dan alojamiento a los invitados. Cenan, entre otros platillos: tortillas de mano, frijoles, entomatado de puerco y agua fresca de jamaica.

Al día siguiente, desde las siete de la mañana se cuece la comida en dos o más cazuelotas moleras sobre dos tlecuiles, las molenderas atizan la leña, y con una pala de madera (cuchara gigante) sazonan la comida para el festín.

En la noche es la procesión  nocturna de la casa del mayordomo a la parroquia san Pablo. Al día siguiente, en la mañana del 22 de enero toman chocolate con pan de petate. Y en la tarde, un manojo de personas acompañadas por el mayordomo del año venidero, comen chilate de res con arroz y frijol, mientras ameniza una banda de viento. Los pueblos y santos que visitan a san Pablo son:

Lista de estandartes de la mayordomía del 21 y 22 de enero
P U E B L O
ESTADO
S A N T O
1.   Anenecuilco
Morelos
Virgen del Carmen
2.   Anenecuilco
Morelos
San Pedro
3.   San Pablo Hidalgo
Morelos
San Pablo
4.   Tenextepango
Morelos
Santiago Apóstol
5.   Santa Inés
Morelos
Virgen de san Juan de los lagos
6.   San Vicente de Juárez, las piedras
Morelos
Virgen de la Candelaria
7.   Villa de Ayala
Morelos
Señor de Chalma
8.   Rafael Merino
Morelos
San Antonio de Padua
9.   San Miguel de Allende
Guanajuato
San Miguel Arcángel
10.            Xalpatlahuac

Guerrero
Santo Entierro
11.            Tepeacatzingo
Puebla
Señor de Esquipulas
12.            San Miguel Canoa
Puebla
Señor de Tepalcingo
13.            San Felipe Xochitepec
Puebla
Señor de Chalma
14.            Colonia El Capire, Chiautla
Puebla
Santiago Apóstol
15.            Escape de Lagunillas
Puebla
Virgen de Guadalupe
16.            Escape de Lagunillas
Puebla
Santa Cecilia
San Juan Tianguismanalco
Puebla
Bandera
17.            Lagunillas de Rayón
Puebla
San Miguel Arcángel
18.            Teotlalco
Puebla
San Juan Bautista
19.            Ahuehuetzingo,
Puebla
Virgen de la Asunción
20.            San Pablo del Monte
Tlaxcala
Señor de Chalma
21.            San Pablo del Monte
Tlaxcala
Bandera
22.            San Pablo del Monte, barrio de san Nicolás
Tlaxcala
Señor de Chalma
23.            Zacatelco
Tlaxcala
Bandera



Historia de Axochiapan 
Casa de Cultura Tecuanes-Consejo Cultural Municipal
cel: 7351506920
Email:cami17_4@hotmail.com
facebook.com/oscarcortespalma
twitter: oscarcortespalm
Texto: Óscar Cortés Palma
Foto: Jesús Zavaleta Castro