lunes, 28 de octubre de 2013

El zapatismo y la danza de los tecuanes

El zapatismo y la danza de los tecuanes

Por Óscar Cortés Palma

En las ferias patronales de más de 45 poblados —ubicados en los estados de México, Morelos y Guerrero—, se baila una variante de la danza del Tecuan, que he llamado “Danza de los tecuanes tipo Coatetelco”, la he llamado así siguiendo lo dicho por Fernando Horcasitas quien investigó la danza del Tecuan de este poblado. En esta variante de la danza de los tecuanes se utiliza el mismo modelo de coreografía, vestuarios, personajes, diálogos e instrumentos musicales.




Al notar estas semejanzas, supe que esta danza fue inventada por alguien o algunos, en un lugar y fecha determinada, y después de ser inventada, algunas  personas la propagaron y la dieron a conocer en lugares muy distantes entre sí. Es entonces, cuando otros pobladores aprendieron esta danza, la adoptaron y la agregaron a sus fiestas tradicionales y la continuaron realizando año con año sin modificar sustancialmente la danza drama que habían aprendido.

Pero ahora surge la pregunta ¿quiénes inventaron la Danza del Tecuan tipo Coatetelco y quienes la divulgaron?

Para responder esto, visité muchos poblados en donde se baila esta danza drama, y entrevisté a los adultos mayores para saber la antigüedad. Ellos me dijeron que ya bailaban la danza de los tecuanes desde que eran niños, más o menos por la década de 1950. Para comprobar esta afirmación, indagué en libros y demás fuentes escritas. Supe que en la década de 1970, el antropólogo Fernando Horcasitas había investigado la distribución de la Danza del Tecuan, y al comparar su investigación con la que realicé en años recientes, pude constatar que coinciden. Es decir, en más de 40 años, —del año 1970 al año 2014— el mapa de la distribución de la Danza del Tecuan casi no tuvo alteraciones, lo que nos indica que esta danza, en las últimas décadas, no se ha divulgado rápidamente puesto que han sido pocos los poblados  que la han adoptado y también pocos poblados  han dejado de bailarla. Un ejemplo de los poblados que han dejado de bailarla es Jolalpan, Puebla, allí hasta la década de 1950 danzaban los tecuanes amenizados por la música del pitero Felix Tiempos, pero actualmente ya no danzan.

Y sobre la propagación de las danzas tradicionales mencionaré como ejemplo, la danza de los Chinelos, que al parecer surgió en las últimas décadas del siglo XIX, y en menos de 140 años, se ha popularizado muchísimo coexistiendo con la danza de  los Tecuanes, por lo que considero que en unos cuantos años habrá superado a esta danza  en distribución. Es decir, la danza de los Chinelos está de moda, como probablemente estuvo, en algún periodo de la historia, la danza del Tecuan.
Al continuar investigando en fuentes escritas y orales, encontré  un manuscrito que tradujo al español Fernando Horcasitas a finales de 1970. Y también supe que la danza del Tecuan ya existía en Coatetelco en el año de 1910, puesto que así lo registra el manuscrito de la danza de los tecuanes publicado por Elfego Adán en los Anales del Museo Nacional de Arqueología e Historia de ese año, y Elfego Adam no solamente registra un manuscrito de los diálogos de la danza de los tecuanes sino que también registra otro manuscrito de los diálogos de la danza de los vaqueros de ese mismo poblado, Coatetelco en el año de 1910.

Además de los anteriores manuscritos, hay otra investigación publicada por Antonieta Espejo quien entrevistó, en el año de 1955, a don Efrén Jiménez Ariza, nacido en 1891, quien mencionó que  la danza del Tecuan ya se bailaba en Acatlán de Osorio por el año de 1888. Hay que aclarar que es otra variante diferente a la danza del Tecuan tipo Coatetelco, pero es interesante mencionar este dato porque las fuentes orales de ese lugar enclavado en la mixteca, dicen que la danza del Tecuan tipo Acatlán de Osorio provino de un poblado de filiación nahua.

También por fuentes orales, sabemos que  la danza del Tecuan ya se bailaba antes de la revolución mexicana en Axochiapan, tal como nos comentó don Arturo Mozo Chino, quien nos mencionó que su padre, Víctor Mozo Jacinto,  bailaba esta danza. Otra fuente oral de la que dispongo proviene de Tetelpa, allí el encargado de esta danza —don Florentino Sorela Severiano— mencionó que aprendió la danza del tecuan de su padre —Lidio Sorela— quien la aprendió de su abuelo  —Ramon Sorela—, quien ya la ensayaba desde antes del año de 1895, por tal motivo celebraron el centenario  de la danza del Tecuan de Tetelpa en el año de 1995. Con esta información podemos darnos cuenta que la danza del Tecuan ya se bailaba a principios del siglo XX, en lugares alejados  entre sí, como son los poblados de Coatetelco y Tetelpa, que distan de Acatlán de Osorio en alrededor de 200 kilómetros; y los tres poblados mencionados distan del poblado de Axochiapan en cerca de 100 kilómetros.

Al no contar con fuentes escritas más antiguas, solo con una copia de una nota periodística que menciona la existencia de una danza similar llamada Danza de los Tlacololeros en Tixtla en el año de 1898, no me queda otra opción más que buscar en las fuentes escritas y orales con las que dispongo y encontrar algún dato que me dé una pista del origen de la danza del Tecuan tipo Coatetelco. 


Así que, al analizar los diálogos de los personajes, me encuentro que en la danza de los tecuanes, se mencionan denominaciones monetarias llamadas“reales” y “cuartillas”, monedas que se usaban desde la época colonial y que empezaron a caer en desuso a partir de la década de 1870, cuando fueron sustituidas por las monedas  llamadas “pesos” basadas en el sistema  decimal. Otro dato son las armas de dos personajes de la danza, que consisten en flechas y lanzas, armamentos que empezaron a caer en desuso a partir de la década de 1820. Además hay otro personaje llamado “Yerbero” que representa a un brujo, individuos que empezaron a perder su influencia en el imaginario de las comunidades desde principios del siglo XX. 
Un tercer dato es que los diálogos de los personajes de la danza están en idioma náhuatl con algunas palabras en español, sobre esto tengo conocimiento que aproximadamente del año de 1700 en adelante,  se realizaban desde Amecameca hasta Axochiapan, pasando por Tepalcingo, obras de teatro impulsadas por los frailes agustinos, sobre la “Pasión de Cristo” en idioma náhuatl. Por lo tanto, si la danza de los tecuanes tipo Coatetelco está en idioma náhuatl mezclado con algunas palabras en español, lo más probable es que haya surgido o a finales de la época colonial cuando se impulsó la enseñanza del castellano o después de la independencia de México, cuando el gobierno del recién creado país de México impulsó a los nativos a que comenzaran a hablar el idioma español para integrarse a la sociedad nacional

Un cuarto dato nos las ofrece la trama de la danza, que nos relata de manera cómica la cacería de un Jaguar que amenaza con  comerse el ganado de un Hacendado por lo que este ordena a su asistente que contrate cazadores. Con base en esta información inmediatamente ubico el nacimiento de la danza del Tecuan tipo Coatetelco en el  periodo latifundista, que finalizó en el  año de 1910, pero su antigüedad nos remonta hasta el año de 1700 cuando empezaron a proliferar las haciendas y rancherías en la Nueva España. Un quinto dato es la existencia de otra danza en la región llamada “de los vaqueros” cuya trama consiste en que un hacendado rico ordena a sus trabajadores torear a un toro, en otras palabras la danza de los vaqueros es muy similar a la danza del Tecuan tipo Coatetelco, solo que se modificó el idioma náhuatl por el español, y el jaguar fue sustituido por el toro, de la misma manera fueron castellanizados los vestuarios y los nombres de los personajes. 

Un sexto dato es la existencia de al menos otras ocho danzas  que consisten en la cacería del jaguar en la misma región por lo que considero, que algunas de ellas son “reinvenciones” o copias adaptadas de las otras, porque unas conservan más elementos primitivos y otras tienen elementos más modernos. Un séptimo dato es la presencia en la danza de los tecuanes tipo Coatetelco de dos personajes llamados médicos cirujanos, lo cual llama la atención porque la cirugía surgió en México en 1770, pero a pesar de esto, no fue sino  hasta 100 años después, a finales del siglo XIX cuando se empezaron a distribuir doctores en los pueblos.



 Un octavo dato, son los vestuarios de los danzantes —el hacendado y su capataz— que consisten en trajes y sombreros de charros con pantaloneras parecidas a las que utilizaban los hacendados de la primera mitad del siglo XIX; además el vestuario de los doctores que consiste en batas blancas características de los médicos desde el siglo XIX.Un noveno dato es que los doctores de las danzas del estado de México, Morelos y Guerrero simulan que inyectan a los cazadores heridos por el Tecuani, esto también llama la atención porque las inyecciones empezaron a utilizarse desde mediados del siglo XIX.


Con base a estos nueve puntos, concluyo que:

1.-La danza de los tecuanes tipo Coatetelco, con la mayoría de los elementos como la conocemos actualmente,  surgió entre los años  de 1830 a 1885.
2.-La danza de los tecuanes se distribuyó masivamente en la región de 1850  a 1950.
3.-La danza de los Vaqueros de los estados de  Morelos y Guerrero, son una adaptación de la danza del Tecuan, y la danza de los vaqueros surgió entre los años de 1850 a 1890. Y se baila en muchos poblados en donde también se baila la danza de los tecuanes.
4.-La danza de los tecuanes tipo Coatetelco, probablemente fue difundida por  carpas de teatros y circos ambulantes, quienes la dieron a conocer en muchos lugares entre los años de 1850 a 1910. A muchos pobladores de esas comunidades les gustó y la empezaron a copiar y a utilizarla en sus ferias patronales. Posteriormente compartieron la danza de los tecuanes en las ferias patronales de otros poblados dispersándola.
5.-A finales del siglo XIX, con la llegada del ferrocarril, la danza de los tecuanes  experimentó una gran dispersión.
6.-Tanto la danza de los tecuanes tipo Coatetelco como la danza de los vaqueros fueron promovidas  o al menos no fueron prohibidas por los hacendados. Ya que esta danzas dramatizadas los hacen “quedar bien”  puesto que en ambas participa un personaje que representa al Hacendado rico, que paga muy bien para cazar al Tecuan o Jaguar en la danza de los tecuanes o para torear al toro en la danza de los vaqueros.
7.-La danza del Tecuan tipo Coatetelco obviamente es una reinvención o una adaptación de alguna otra danza indígena más antigua que pudiera ser la danza de los Tlacololeros,  la danza de los Tlaminques,  o la danza de los Chilolos de Juxtlahuaca o alguna otra danza primitiva ya extinta. En otras palabras, la danza  de los tecuanes tipo Coatetelco, tiene elementos prehispánicos y también tiene elementos de  la época latifundista.

Por eso considero que esta danza es una “reinvención” de alguna danza de origen mesoamericano, ya que asi parecen demostrarlo la participación de personajes disfrazados de animales autóctonos, como el Tecuani (jaguar), el venado y el zopilote. Esto es interesante porque existen otras danzas autóctonas que utilizan esos mismos personajes, por ejemplo la danza del Venado que se baila por los indígenas yaquis y mayos; y  la danza de zopilotes, que se baila en Axochiapan y en el estado de Guerrero. 

Otra característica son los nombres de algunos de los sones de la danza del Tecuan que están relacionados con animales autóctonos como el “Son de la iguana” que se baila imitando los pasos de una iguana.Además, en la danza del Tecuan tipo Coatetelco existe otro personaje, que considero que es de origen mesoamericano, “El Risueño” (también llamado Gervasio, Gervasia o Varañado), y se caracteriza por emitir gritos guturales y por burlarse y actuar como un loco salvaje. El “Risueño” es un personaje que lleva en una mano sujeta un bastón largo, y es  muy parecido a los personajes de una danza del estado de Guerrero, llamada danza de los “Huesquixtles”, que significa en español danza de los “Risueños”. Asimismo en la danza del Tecuan participan cazadores flecheros, lanceros, yerberos y tramperos, armas que no desconocían los pobladores mesoamericanos.

Otra característica de los tecuanes tipo Coatetelco es que  son una danza dramatizada cómica, muy divertida y alegre. Que aunque no menciona a ningún dios o santo, ni menciona valores cristianos. La relación con la religión cristiana se da en que la danza del tecuan es pieza fundamental en las festividades al santo patrono de la comunidad al que muestran reverencia.
En conclusión la danza del Tecuan tipo Coatetelco con las características con la que la conocemos actualmente, surgió en la segunda mitad del siglo XIX. Esta información nos demuestra que las tradiciones de los pueblos no son estáticas, están en constante movimiento y cambian con los años, por ejemplo, dentro de la danza del Tecuan podemos encontrar  cuatro  tipos  o variantes distintas. Una de estas variantes, se baila en catorce poblados del sur poniente del estado de México e incluso ya es más conocida como “danza de los lobitos”, aunque las personas mayores aún recuerdan que antes le llamaban danza de los Tecuanis. Algo similar ocurrió hace aproximadamente 150 años cuando surgió la danza de los tecuanes que se baila actualmente.





Con esta información aunque encuentro más o menos el origen de la Danza del Tecuan tipo Coatetelco, me surgen más interrogantes debido a la existencia de al  menos ocho danzas parecidas en la misma región las cuales son: 1.Danza de los tlacololeros, 2.Danza de los tlaminques, 3.Danza de los tejorones, 4.Danza de los chilolos de Juxtlahuaca, 5.Danza del tigre de Cuitzeo, 6.Danza de los maizos, 7.Danza de los lobitos, 8.Danza del Tecuan tipo Acatlán de Osorio, 9. Múltiples variantes locales de la danza del Tecuan y 10. Danzas de la cacería del Jaguar sin clasificar. Todas estas danzas son una evidencia más de la creatividad de los pobladores indígenas y  de los mexicanos tradicionalistas.

LIBRO DE LOS TECUANES
Si deseas adquir este libro llama al cel:7351506920
© Óscar Cortés Palma Email axochiapancultural@hotmail.com; cami17_4@hotmail.com;  https://www.facebook.com/oscarcortespalma

No hay comentarios:

Publicar un comentario