sábado, 30 de junio de 2018

El exgeneral zapatista Camaño y el conflicto político de 1923.


El ex general zapatista Joaquín Camaño y el conflicto político de 1923.

Por Óscar Cortés Palma



Los zapatistas ganaron la revolución. El exgeneral zapatista Joaquín Camaño fue presidente municipal en 1922, en esa época duraban un año en el cargo. Al año siguiente se eligió a Félix Corrales, otro exzapatista.

El pueblo estaba dividido, unos eran simpatizantes del Partido Agrarista encabezado por  Secundino Onofre y otros con el Partido Cooperativista dirigido por Joaquín Camaño. Y por el Club Cuauhtémoc.
  
Estos dos partidos se disputaban el control político municipal que desembocó en una balacera entre ambos partidos encabezados por los ex zapatistas, Joaquín Camaño y Secundino Onofre. Se tirotearon en la casa del presidente, en ese entonces no había presidencia y la casa del presidente funcionaba como ayuntamiento.
  
Cayeron: Joaquín Camaño, Cristóbal Sánchez y Secundino Onofre. En las cercanías cayeron Hermelindo Enríquez, Sixto Saldívar, Domingo Montes y Fabián Vázquez. Hubo otras seis personas heridas, entre ellas Jesús Enríquez, quien luego fue diputado local. El ex zapatista Víctor Onofre, hijo del comandante municipal Secundino Onofre. Víctor Onofre décadas después sería comisariado ejidal, síndico municipal, guachichiqui (casamentero) y en ocasiones la hacía de presidente municipal cuando este se ausentaba. El ex zapatista Santos Barreto apodado <<el pirigüíji>>, asistente de Camaño, resultó ileso.

A pesar de este trágico suceso el presidente municipal Félix Corrales continuó unos años más siendo un político influyente y le tocó ser integrante del comité de los primeros censos para la repartición de tierras a los ejidos en 1927 beneficiando a los pobladores del municipio. Nadie fue castigado por la balacera.
  
El cura Elpidio Olvera fue removido a otras iglesias lejanas en donde continuó siendo párroco por décadas, del año 1927 hasta los 1960 's. Luego de este tiroteo se cerró la parroquia, por seis años, de 1923 a 1929. Los trámites religiosos se hacían en Jonacatepec, sólo venía un sacerdote a oficiar misa a veces. Cuando finalizó la Guerra Cristera, fue reabierta la parroquia. Sobre el ex general zapatista Joaquín Camaño, nació su leyenda y para los 1930 'se renombra al rancho de Santa Cruz Ahuaxtla como: Joaquín Camaño, en su memoria.

La balacera se debió a diferencias entre los simpatizantes del Partido Agrarista partidario a nivel nacional del presidente Álvaro Obregón y de su candidato a presidente de la república Plutarco Elías Calles, contra una organización local conocida como Club Cuauhtémoc simpatizante del Partido Cooperativista, partidaria a nivel nacional de Adolfo de la Huerta para presidente de México. El pretexto de la balacera fue que Secundino Onofre y José Jalapa le habían quitado las llaves de la parroquia al cura Elpidio Olvera. El cura se acusó con el grupo político rival, y estos fueron a reclamar a la presidencia y allí ocurrieron los hechos.

En la década de 1920, los líderes del pueblo eran: Joaquín Camaño, Jesús Enríquez, Félix Corrales, Félix Chileño, Silvestre Rojas, José Tepozteco, Macedonio Tepozteco, Cristóbal Tepozteco, Juan Barreno, Evaristo Crispín, Nazario Palma, Severino Analco, Julián Analco, José Jalapa y Secundino Onofre.

Texto: Óscar Cortés Palma
cel: 7351506920
Email: oscarcortespalma@gmail.com
Extracto del libro <<Tecuanina viaja por el tiempo por la historia de Axochiapan>>
Casa de Cultura Tecuanes org., civil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario