lunes, 15 de diciembre de 2014

La lengua y los colmillos de las máscaras de Tecuanes.

Por Óscar Cortés Palma

La Panthera onca  mejor conocida como Jaguar  o Yaguarete es un animal originario del continente americano, lo podemos encontrar en una gran variedad de ecosistemas, principalmente en las selvas tropicales, en los bosques tropicales y en las zonas pantanosas. De entre estos prefiere habitar  cerca de donde abunda el agua dulce y la vegetación densa.



En la época precolombina se hicieron muchas representaciones del rostro de los Jaguares, una de ellas, que es muy sobresaliente es la de la zona arqueológica de Cara Sucia en El Salvador cuya antigüedad se remonta a los años  600 y 900 después de Cristo cuando habitaba la cultura de Cotzumalhuapa. Fue durante esos años cuando se  talló un disco de piedra en forma de cara de felino  que fue encontrado por el investigador Santiago Barberena hace más de 100 años.




 
Este disco de piedra es de una sola pieza y sus medidas son las siguientes, tiene  85 cm de diámetro y 30 cm de grosor. En la parte frontal del disco podemos observar que tiene esculpida un bajorrelieve con el rostro de un felino, con una amenazadora dentadura, sobresaliéndole cuatro colmillos y la lengua. Sus ojos son redondos  y sus cejas gruesas; y  las orejas son grandes y levantadas.

He comparado esta cara de felino de piedra precolombina con las máscaras actuales de madera que elaboran los pobladores del norte del estado de Guerrero, en la región en donde bailan los tecuanes y me he dado cuenta de que son muy parecidas por los colmillos y  la lengua, por lo cual considero que las máscaras de tecuanes del norte del estado de Guerrero, son una persistencia cultural muy antigua, o al menos están influenciadas por ellas.





Con ello no trato de decir que las danzas de los tecuanes sean  de origen precolombino,  sino que hay muchas semejanzas culturales entre una región de la  República de El  Salvador y una región de México, la región suriana (la región en donde danzan los tecuanes). Las semejanzas son las siguientes:

REGIÓN NONUALCO,
República de El Salvador.

REGIÓN SURIANA O DE LOS TECUANES, (límites entre los estados de Morelos, Puebla, Guerrero y México)

·         Lengua Nahuat (hablada por algunos pobladores de la región)
·         Lengua Náhuatl (hablada por algunos pobladores de la región)
·         Disco de piedra con cara de Felino, con colmillos y lengua por fuera.
·         Máscaras de madera cara de Felino, con colmillos y lengua por fuera.
·         Danza del Tigre y el Venado
(representación de la cacería de un Jaguar)

·         Danza de los tecuanes, danza de los tlacololeros, danza de los tlaminques, danza del tigre danza de los chilolos de Juxtlahuaca. (representación de la cacería de un Jaguar)



Esto nos genera muchas nuevas interrogantes, el hecho a que en el Salvador también hablen náhuatl, ya se ha investigado a que fue porque los pueblos nahuas que habitaban durante los años de México-Tenochtitlán llegaron hasta allá. Pero las dudas son:

1.- ¿Ya elaboraban máscaras de madera con esas características?

2.-¿Por qué hay una danza muy parecida a la danza de los tecuanes en la República del Salvador?

En el continente americano hay danzas, en donde se escenifica la cacería un tigre o Jaguar en Nicaragua, allá en un pueblo llamado Masaya se baila la danza del  TOROVENADO, en el cual hay una escena en donde se escenifica esta cacería. En Colombia también se baila una danza parecida en al menos 5  poblados: Otaré, Mompox, Sincé, Teorama y Rio de Oro. Y en Perú en un poblado llamado Puerto Maldonado. Pero las danzas de estos lugares no se parecen tanto a las danzas de los tecuanes como si se parecen las danzas de San Juan Nonualco, El Salvador y la de Otaré, Colombia.





El hecho de que en la región de México haya más poblados (hasta ahora he contabilizado 135 pueblos o ciudades que danzan representando la  cacería del tigre o Jaguar).  Nos indica que tal vez, haya sido la migración lo que haya provocado la diseminación de estas danzas-teatrales, pero ahora falta precisar la fecha, porque según mis investigaciones la danza de los tecuanes nació por los años de 1850. Así que la distribución debió de haber ocurrido durante unas décadas más tarde.


© Óscar Cortés Palma  


LIBRO DANZA DE LOS TECUANES



Información obtenida del libro DANZA DE LOS TECUANES.
Si deseas adquirir este libro, llama al  cel: (045) 735 190 67 62 o envia un correo a:cami17_4@hotmail.com; o www.facebook.com/OscarCortesPalma

No hay comentarios:

Publicar un comentario