miércoles, 4 de diciembre de 2013

NAGUALES VS INVASORES
Por Óscar Cortés Palma

Los mesoamericanos creían que los animales y las plantas eran sus hermanos, y cuando nacía una persona, se buscaban las huellas del primer animal que hubiera pasado por allí al momento del  alumbramiento. Ese animal era su protector  y también era su doble, o como se dice en Náhuatl era su TONA.

Así por ejemplo, las personas que tenía de TONA a un Cenzontle, seguramente tenían una hermosa voz y  eran muy buenas  cantantes.

A la llegada de los españoles, muchos  de los indígenas que los combatieron, sino es que la gran mayoría creían en la dualidad hombre-animal. Incluso, el Tlatoani Moctezuma, no escatimó recursos para enviar varias delegaciones de sacerdotes,  que probablemente eran naguales, para que con magias detuvieran el avance de los invasores.

Otro ejemplo, de la resistencia de hombre-animal es la del valiente guerrero maya-quiche llamado Tecún Umán,  quien al mando de sus tropas,  combatió a  los invasores en el año de 1524.


Tecún Umán, vestía un traje de Guerrero elaborado con plumas de Quetzal, ya que creía que su doble o TONA,  era esta hermosa ave.

Lamentablemente, Tecùn Umán  murió en combate al ser atravesado por la espada de un soldado español. Mientras agonizaba, la leyenda cuenta que un ave quetzal se posó sobre su pecho ensangrentado, quedando el ave teñida de rojo,  después levantó el vuelo refugiándose en las Altas montañas de la selva, y a partir de ese momento el ave quetzal se transformó en el símbolo de la resistencia de los conquistados.

Otra persona de quién se creía que tenía poderes de transformación en animales era el sacerdote Azteca llamado Ocelotl, quien hasta antes de la conquista española, había sido uno de los sacerdotes del Tlatoani Moctezuma Xocoyotzin,  con quien tuvo algunas diferencias, por eso Moctezuma  mandó a encerrarlo, posteriormente fue liberado y huyó a Texcoco, en donde siguió predicando su religión.


Pasó el tiempo y los españoles conquistaron Tenochtitlán e impusieron la religión católica. Pero Ocelotl, a pesar de haberse bautizado con el nombre Martín, continuó enseñando su antigua religión y llegó a tener mucha influencia en los caciques indígenas.

Al ver esto, la Santa Inquisición, lo persiguió acusándolo  de decir que tenía poderes para predecir el futuro, para pronosticar las lluvias, de ser hijo de brujos poderosos y de que el mismo era, y de transformarse en  tigre (Jaguar).

Por eso, Martín Ocelotl fue apresado, acusado de brujería fue humillado públicamente, y desterrado a una cárcel de España en 1537, pero ya no se supo más sobre su paradero, pues se creé que el barco que iba a trasladarlo a España nunca zarpó.

Para finalizar, para los antiguos mexicanos la unidad hombre – animal, no se limitaba únicamente a los humanos, también era una característica de los dioses. Se creía que los dioses podían transformarse en animales, por ejemplo, su Dios principal: Tezcatlipoca, se convertía comúnmente en Jaguar, otro Dios importante llamado Huitzilopochtli (el dios de la Guerra) se transformaba en colibrí.

© Óscar Cortés Palma Lic. en Historia UNAM e Investigador de la Danza del  Tecuan de Morelos y de la historia del poblado de Axochiapan. Email axochiapancultural@hotmail.com; cami17_4@hotmail.com;   Facebook: https://www.facebook.com/axochiapan Utilísese confines educativos citando al autor.
LIBRO DE LA DANZA DE LOS TECUANES


Información obtenida del libro DANZA DE LOS TECUANES.
Si deseas adquirir este libro, llama al  cel: (045) 735 190 67 62 o envia un correo a:cami17_4@hotmail.com; o www.facebook.com/OscarCortesPalma

Es un  libro muy bien hecho, tiene un excelente diseño, acabado  y contenido, y está muy barato también.

El costo del libro DANZA DE LOS TECUANES es de $100 pesitos más gastos de envió, este libro tiene en total  232 páginas, contiene además mapas, fotos y guiones de la danza-drama de los tecuanes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario